martes, noviembre 15, 2016

Review: "Tal como eras" de Erin E. Keller

Tal como erasTal como eras by Erin E. Keller
My rating: 4 of 5 stars

Me he leído "Tal como eras" unas tres veces: la primera para leerlo, la segunda para profundizar y la última por gusto. La última vez tardé unas tres horas.

Cuenta la historia de Alex y de Daniel. Alex es un chico que traumatizado por un suceso en su adolescencia, finge ser alguien que no es y Daniel, un chico que busca un apartamento cuando rompe con su anterior novio. No es un chico gay afeminado, ni lo grita a los cuatro vientos, sólo es un chico normal al que le gustan otros chicos. Alex al principio es reacio a la presencia de Daniel, pero con el tiempo y con ayuda de sus amigos, ambos establecen una amistad muy cercana.

Los pensamientos de los personajes plagan el libro de forma que no tienes que leer entre líneas para saber qué piensan o cómo se sienten, lo cual está bien, aunque le quita un poco de misterio al asunto y lo hace algo predecible.

Los personajes como tal me han gustado mucho, ya que estoy algo acostumbrada a leer al típico macho hetero y el amigo gay o los cambiaformas que tienen que aparearse o cosas así. Es agradable leer y saber de ellos poco a poco, con el romance fraguándose de forma lenta. La presencia de las miradas y el coqueteo, las acciones de los personajes, hacen que sea una novela muy visual. Casi me parecía estar viendo una película en mi cabeza.

Es un libro que se lee fácilmente, es de esos que empiezas y continuas y continuas, porque no te pesa la lectura. No es de los que te absorben como un hechizo en los que no puedes parar de leer, ni tampoco es de los que podrías dejar a medias y ni te importaría. Es uno de esos libros, que sin ser ni una cosa ni la otra, lees con gusto y que al final te deja con buen sabor de boca. Como cuando te comes un helado y el día no es excesivamente caluroso, te refresca y te hace sentir mejor.

Está muy bien escrito, me agrada mucho el tono de los personajes, los secundarios son geniales, Kevin es magistral, pero mi favorito es Alex, que es irónico a más no poder, cosa que me encanta. Te entran ganas de darle un coscorrón en varias ocasiones, pero luego quieres darle un achuchón; es como dice Daniel, adorable. Alex es tozudo, duro de sesera (como diría mi abuela que en paz descanse) y muy reacio a dejar la vida que lleva por algo que puede o podría no ser.

Daniel por el contrario es optimista, alegre, bueno, porque es que el chaval es bueno, no hay otra forma de describirlo, y realmente, lo que yo llamo una persona “bonita”; básicamente, no tiene defectos lo mires por donde lo mires. Así que me gustó mucho cuando en una escena del libro le pone las cartas sobre la mesa a Alex y le deja patidifuso.

Erin, sin duda, sabe crear personajes que te gusten, y a los que apoyes, por muy idiotas que sean.

Me ha gustado mucho el detalle de que Daniel tenga una fascinación por las gafas de Alex. Como persona que lleva gafas, este detalle suele ser usado por lo general como burla hacia el personaje que las lleva. Que cause deseo y sonrojos, en vez de mofa, es un bonito cambio. (¿Tendrá Daniel un hermano gemelo?).

Lo mejor: Alex. Y Kevin. Y Daniel. ¿He dicho ya Alex? Las relaciones entre ellos, sus conversaciones, es una novela sin prisas, para una tarde distendida y para leer con una gran taza de té, tapada con una mantita.

Lo peor: Más. Me he quedado con ganas de un poco más. Siento que le han faltado un par de capítulos. Más interacción con la madre de Alex, no sabemos nada de la familia de Daniel, esas cosas.

En conclusión, una novela entretenida, romántica, agradable, sin fuegos artificiales, pero dulce sin llegar a ser empalagosa. Me hubiera gustado ver un poco más de la relación de ellos ya cómo pareja, lo cual ya me pasó con otras novelas, pero es un buen final. Es un final comienzo, por así decirlo.


View all my reviews

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola! Gracias por leer y tomarte un momento para comentar. ;)

Frase del día

Ruby Cbox

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.