martes, noviembre 15, 2016

Review: "Tal como eras" de Erin E. Keller

Tal como erasTal como eras by Erin E. Keller
My rating: 4 of 5 stars

Me he leído "Tal como eras" unas tres veces: la primera para leerlo, la segunda para profundizar y la última por gusto. La última vez tardé unas tres horas.

Cuenta la historia de Alex y de Daniel. Alex es un chico que traumatizado por un suceso en su adolescencia, finge ser alguien que no es y Daniel, un chico que busca un apartamento cuando rompe con su anterior novio. No es un chico gay afeminado, ni lo grita a los cuatro vientos, sólo es un chico normal al que le gustan otros chicos. Alex al principio es reacio a la presencia de Daniel, pero con el tiempo y con ayuda de sus amigos, ambos establecen una amistad muy cercana.

Los pensamientos de los personajes plagan el libro de forma que no tienes que leer entre líneas para saber qué piensan o cómo se sienten, lo cual está bien, aunque le quita un poco de misterio al asunto y lo hace algo predecible.

Los personajes como tal me han gustado mucho, ya que estoy algo acostumbrada a leer al típico macho hetero y el amigo gay o los cambiaformas que tienen que aparearse o cosas así. Es agradable leer y saber de ellos poco a poco, con el romance fraguándose de forma lenta. La presencia de las miradas y el coqueteo, las acciones de los personajes, hacen que sea una novela muy visual. Casi me parecía estar viendo una película en mi cabeza.

Es un libro que se lee fácilmente, es de esos que empiezas y continuas y continuas, porque no te pesa la lectura. No es de los que te absorben como un hechizo en los que no puedes parar de leer, ni tampoco es de los que podrías dejar a medias y ni te importaría. Es uno de esos libros, que sin ser ni una cosa ni la otra, lees con gusto y que al final te deja con buen sabor de boca. Como cuando te comes un helado y el día no es excesivamente caluroso, te refresca y te hace sentir mejor.

Está muy bien escrito, me agrada mucho el tono de los personajes, los secundarios son geniales, Kevin es magistral, pero mi favorito es Alex, que es irónico a más no poder, cosa que me encanta. Te entran ganas de darle un coscorrón en varias ocasiones, pero luego quieres darle un achuchón; es como dice Daniel, adorable. Alex es tozudo, duro de sesera (como diría mi abuela que en paz descanse) y muy reacio a dejar la vida que lleva por algo que puede o podría no ser.

Daniel por el contrario es optimista, alegre, bueno, porque es que el chaval es bueno, no hay otra forma de describirlo, y realmente, lo que yo llamo una persona “bonita”; básicamente, no tiene defectos lo mires por donde lo mires. Así que me gustó mucho cuando en una escena del libro le pone las cartas sobre la mesa a Alex y le deja patidifuso.

Erin, sin duda, sabe crear personajes que te gusten, y a los que apoyes, por muy idiotas que sean.

Me ha gustado mucho el detalle de que Daniel tenga una fascinación por las gafas de Alex. Como persona que lleva gafas, este detalle suele ser usado por lo general como burla hacia el personaje que las lleva. Que cause deseo y sonrojos, en vez de mofa, es un bonito cambio. (¿Tendrá Daniel un hermano gemelo?).

Lo mejor: Alex. Y Kevin. Y Daniel. ¿He dicho ya Alex? Las relaciones entre ellos, sus conversaciones, es una novela sin prisas, para una tarde distendida y para leer con una gran taza de té, tapada con una mantita.

Lo peor: Más. Me he quedado con ganas de un poco más. Siento que le han faltado un par de capítulos. Más interacción con la madre de Alex, no sabemos nada de la familia de Daniel, esas cosas.

En conclusión, una novela entretenida, romántica, agradable, sin fuegos artificiales, pero dulce sin llegar a ser empalagosa. Me hubiera gustado ver un poco más de la relación de ellos ya cómo pareja, lo cual ya me pasó con otras novelas, pero es un buen final. Es un final comienzo, por así decirlo.


View all my reviews

martes, noviembre 08, 2016

Del capítulo 1 al 24 en pdf y epub

¡Hola de nuevo! Aquí una nueva entrada. 

Para aquellos de vosotros que no me seguís en facebook, os vengo a comentar que ahora que he terminado la 1º Parte del libro "Déjate capturar", he decidido sacar esa primera parte en pdf y en epub. 

Mas que nada para aquellos a los que no les gusta leer por capítulos, si no de una sola sentada y para aquellos que no hayáis querido, por el motivo que sea, registraros en wattpad. 

Recalcar que la novela no está terminada, falta la 2º parte, así como la revisión y corrección final. Además también tengo planeado añadirle escenas por aquí y por allí, e incluso estoy pensando en meter una historia corta de otros personajes que salen en el libro. Pero nada de esto está hecho aquí. 


Me gustaría también, pediros que por favor me dejéis algún comentario, ya sea aquí, en wattpad, en facebook, dónde queráis, diciéndome qué os parece la novela, si os gusta, si no, que personaje es vuestro favorito, a quién odiáis, si es genial, si es una mierda, pero eso sí, siempre con respeto. Y si alguien me hace una reseña la adoraré por el resto de sus vidas. 

Probablemente os parezca una estupidez esto de ir mendigando comentarios, pero es la única forma en que los escritores sabemos si la historia que estamos escribiendo merece la pena o no, y es mejor pasar a otra cosa. 

El archivo lo encontraréis en ambos formatos, ya que algunos preferís el pdf, otros el epub y a los que les da igual, pues tenéis dónde elegir. 


El archivo que encontraréis más abajo es meramente un recopilatorio de todos los capítulos publicados aquí y el wattpad. 


Sin más, espero que os guste, que me sigáis leyendo y nos vemos en la próxima, un abrazo.

sábado, noviembre 05, 2016

Retomando el blog

Hola a todos y a todas.

Ante todo una disculpa por esta desaparición súbita y repentina del blog. Las circunstancias en mi vida no eran las mejores y decidí darme un tiempo. 

En primer lugar, para aquellos que siguen mis historias, decirles que las pueden encontrar todas en Wattpad. De momento, no volveré a publicar los capítulos en el blog, ya que debido a una serie de correos y cometarios que recibí en los que se me acusaba de plagio y demás cosas, decidí que el blog ya no era un buen lugar para mis escritos. El enlace directo a mi Wattpad está en el menú desplegable de la izquierda. Recordad que debéis registraros y que encontraréis no sólo mis historias, sino muchas más. 

Déjate capturar está actualizado hasta el capítulo 23, y próximamente pondré también el 24, que cierra lo que es la primera parte del libro. Una vez publicado, me tomaré un tiempo antes de retomar la segunda parte del libro, ya que quiero organizarme y tengo algunos proyectos pendientes que necesitan mi atención. 

En segundo lugar, voy a retomar las reseñas, así que si hay alguien interesado en que le reseñe su libro o su historia, este es el momento. 

De momento, eso es todo. Me alegra estar de vuelta, muchos besos a todos.

viernes, enero 15, 2016

Review: Rapto de la Bella Durmiente by A.N. Roquelaure

Rapto de la Bella Durmiente Rapto de la Bella Durmiente by A.N. Roquelaure
My rating: 3 of 5 stars

Título original: The Claiming of Sleeping Beauty
Autor: A.N. Roquelaure, Anne Rice
Editorial: Ediciones B
Género: Ficción Adulta, Erótica
Nº de páginas: 368 páginas.
Serie: Trilogía de la Bella Durmiente.

Sinopsis: <<Querida mía, os he despertado del sueno de todo un siglo y he restaurado el reino de vuestro padre. Sois mía. No os resultare un amo demasiado duro, solo un amo muy concienzudo. Cuando logréis pensar unicamente en complacerme, noche y día, y a cada momento, las cosas serán muy fáciles para vos. Ahora quiero que os rindáis a mi. Llegara el día en que no veréis nada aparte de mi, como si yo fuera el sol y la luna, un día en que yo lo seré todo para vos: comida, bebida y el aire que respiráis. Entonces seréis mía de verdad, y estas primeras lecciones... y placeres... no parecerán nada.>>

General: No es un libro erótico al uso, o al menos eso me parece a mí.

Empecé a leerlo cuando tenía unos catorce años, pero a penas llegué a las quince páginas tuve que dejarlo; aún no estaba preparada para tal grado de descripción.

Hace poco menos de un mes, encontré por casualidad una recomendación de esta trilogía y de nuevo me vino el gusanillo de leerla. Recordaba con bastante exactitud el principio de la novela, no es algo fácil de olvidar para una mente pueril de catorce años. Pero en esta ocasión, no sólo sobrepasé las quince páginas, sino que me leí las tres novelas del tirón.

Está claro que es necesario haber leído algunas novelas del estilo antes de meterle mano a esta trilogía, de lo contrario, es muy posible que te sientas mal leyéndola e incluso la encuentres un poco desagradable, cómo me pasó a mí la primera vez que intenté leerla. En esta segunda ocasión, salvo algunas escenas no-sexuales demasiado explícitas, que en mi opinión no eran necesarias, lo cierto es que en general me he divertido leyéndola. Por supuesto, siempre teniendo en cuenta que es una obra de ficción. Si fuera real, creo que me opondría bastante a que existiese algo así.

Me ha gustado más que otros libros en cuestión al tema de cómo tratan el BDSM. Creo que es de cierta forma bastante realista, a pesar de su tono de fantasía general. Y, por lo que he leído de gente del mundillo, es relativamente exacta en el tratamiento amo-esclavo.

Tengo una anécdota con respecto a este libro que me hace reír a carcajadas y morirme de miedo cada vez que la recuerdo. Estaba leyendo el primer libro subida en el autobús que iba a mi universidad y e iba por la escena en la que Bella acababa de llegar al castillo y estaba descubriendo un nuevo mundo y lo observaba con fascinación. El caso es que me pasé varias paradas, tan metida como estaba en la lectura. Tuve que bajarme y me quedé esperando al bus que iba en sentido contrario. El caso es que seguí leyendo el libro sentada en la parada cuando una muchacha me preguntó si me estaba gustando. Y yo entre sorprendida y recelosa le dije que no estaba mal. Continuó haciéndome preguntas y se sentó conmigo en el autobús, y cuando ambas nos bajamos en la parada de la universidad (estudiaba derecho), me dio una tarjeta y se despidió muy amable. La sorpresa vino cuando me fijé que la tarjeta era de un club BDSM. ¿Acaso estaba intentando reclutarme? Siempre me quedaré con la duda, porque nunca la llamé.

Volviendo a la trilogía, una de las cosas que más me sorprendió es que no se anda con rositas, en la novela se explora la sexualidad en la máxima potencia y no hay segundos pensamientos. Tal vez la primera es en la que menos abusa de esto, pero las otras dos, es escena caliente tras escena caliente. Hasta llega un momento que llega a cansarte y quieres que pase algo más. Creo que la autora se dejó llevar mucho por sus sueños eróticos y se pasó un poquito, porque la segunda y la tercera novela, si bien continúan la historia, más parecen una excusa para poner escenas sexuales repetidas. Aún así, la novela tiene algunos buenos personajes, que son los te hacen querer proseguir con la lectura.

Más que un buen libro erótico, yo diría que es un libro que te engancha y te pica la curiosidad, aunque al final te deja más o menos igual que al principio. No es un libro que te de pena haber terminado o en el que te preguntas qué ocurrirá después, porque más o menos lo intuyes.

Para recordar: Me encanta el final de la trilogía, es muy cómica si lo comparamos con el principio, con esos dos que parecen ser almas gemelas. Y también me gustan bastante las escenas homoeróticas del tercer libro, sobretodo en la que Laurent se pone en plan machote, y la escena de Bella con el príncipe sumiso.

Para olvidar: Tal vez algunas escenas a lo largo de los tres libros, que son bastante vergonzosas y algo desagradables para mi gusto, como cuando les hacen el lavado con agua o cuando les colocan como estatuas.

Te gustará si te gustaron...: Libros con la temática del BDSM, con mezcla de homoerotismo y erotismo heterosexual.

En conclusión: Son unos libros bastante fuertes y muy, muy detallados, así que no es recomendable empezar por ellos si no tienes ningún bagaje a tus espaldas con libros similares, pero algo menos explicativos. Así que, si te apetece leerlos, déjatelos para cuando ya tengas leídos diez o veinte sobre el tema.


View all my reviews

lunes, octubre 05, 2015

Déjate capturar: Capítulo 18

¡Saludos a todos! 

Aquí está el capítulo de septiembre. Debería haberlo publicado antes, pero tras los exámenes me tomé unas pequeñas vacaciones para descansar y cargar las pilas antes de empezar las clases. Ahora que ya he empezado las clases, quería publicar el capítulo, antes de que se me acumulase con el de octubre.

A aquellos que se les ha hecho extraño el cambio de escenario, decirles sólamente que sentí que era necesario. En principio, iba a presentar a Dev y al resto de cazadores más tarde, ya que la trama de ellos se desarrolla durante la trilogía completa, pero luego salió sólo y lo dejé, porque me di cuenta de que era lo mejor.

Muchas gracias por esos 104 seguidores, en serio, gracias. Me habéis hecho muy feliz.

Disfrutad del capítulo. 

Capítulo 18

Lope había estado cerca. Lo sabía. Sólo la suerte lo había salvado. La suerte en forma de una misteriosa señora con gafas y cabellos blancos, que se había evaporado tal cual había aparecido. Sonrió, pasándose la mano por el pelo. El tío del cañón había sido realmente rápido. Un poco más arriba y no lo hubiera contado. De hecho, a aquellas alturas, el tipo que le había disparado pensaría que estaba muerto. Por fortuna, habían sido capaces de encontrar un remedio antes de que la cosa acabara mal.
Suspiró, sintiéndose aún algo débil, aunque Conall por fin le había dejado levantarse de la cama. Mientras caminaba desde el baño hasta la mesa de la cocina, pensó en cómo iba a ser capaz de proteger a sus parejas estando así. Conocía lo suficiente a Conall y a Phelan, ambos podían protegerse solos, pero, ¿y Dee?, se preguntó desviando su mirada al sillón al otro lado de la estancia, dónde la chica leía con avidez aquel curioso libro que le había salvado la vida.

Dee dejó de leer, elevando la vista para ver que Lope la observaba con el entrecejo fruncido. Menos mal que ya caminaba y el color había regresado a su piel, les había dado un buen susto. Le sonrió y éste viró sus ojos a otro sitio con un leve color en las mejillas. Dee negó con la cabeza, ¿qué iba a hacer ella con tres chicos?
La noche anterior, finalmente, le habían contado entre todos lo que significaba que ella fuera su compañera de vida. Deeann todavía no lo entendía por completo, mas, ¿quién podría? Hoy en día, tener una única pareja durante toda la vida era cómo no cambiar de móvil, antiguo y desfasado. Pero de ahí, a tener tres chicos a tu disposición era cuanto menos chocante.
Desde pequeña, le habían enseñado que las relaciones monógamas eran a lo que debía aspirar. Que aquellas en las que hubiera más de dos miembros eran inmorales y censurables. Que podía tener más de un novio, pero de uno en uno. Y ahora, ahí estaba ella, con tres chicos que decían que los Dioses la habían escogido para ser su pareja, la de los tres. Lanzó un largo suspiro. Bueno, por lo menos, pensó escapándosele una risita, su vida sexual no sería para nada aburrida.

Después de la comida, Conall obligó a Lope a volver a la cama a pesar de la mueca de disgusto que le había puesto éste. De modo que Phelan, echándose a reír, se quedó con él haciéndole compañía. Conall fue a darse una ducha, pues había estado de guardia toda la noche y olía mal, y Ace se sentó en el sillón a dormitar. Dee, como llevaba haciendo desde la noche anterior, cogió el libro que había dejado en una de las estanterías, se colocó al lado de Ace y se puso a leer.
Conall cerró la puerta del baño, se despojó de la ropa que llevaba y se introdujo en la bañera. Abrió el grifo y el agua empezó a caer, primero tibia y luego más caliente, relajando sus músculos que habían estado tensos y agarrotados desde que habían salido del motel. Bufó, dejando que su adolorida espalda se calmase, y permitiendo que sus brazos cayeran a ambos lados inertes.
Aún recordaba los disparos en sus oídos, las balas tan cerca de su piel que le habían producido arañazos. Había tenido miedo. No, terror era una palabra más exacta. Había estado aterrorizado de que algo saliera mal. De que alguno saliera herido. De que alguno de ellos hubiera…
Un escalofrío le recorrió la espalda, siendo incapaz de completar la línea de pensamiento. Sencillamente era demasiado horrible pensarlo.
En vez de eso, su mente empezó a vagar por los recuerdos de lo que había ocurrido los últimos días. Y es que había sido un no parar, una cosa tras otra. Desde luego, la mayor sorpresa había sido descubrir que no sólo tenía a Lope, si no que Deeann y Phelan también eran parte importante en su vínculo. Eran las partes que faltaban para hacerle sentir completo. Lope, con su incalculable humor y su fogosidad, pero al mismo tiempo un gran sentido de la lealtad y el honor. Phelan, que era al mismo tiempo inteligente y tierno, que daban ganas de lamerlo de arriba a abajo y escuchar los ruiditos que hacía al correrse. Y Deeann, que tenía una mirada astuta y profunda, y sin embargo, era adorablemente ingenua en cuestiones picantes.
No pudo evitar que se le escapará una risa al rememorar el rostro sonrojado y los ojos áureos abiertos de par en par cuando le explicaron entre los cuatro lo que significaba estar acoplados. Había enterrado la cabeza en los brazos y se había negado a mirarles hasta un buen rato después.
Un recuerdo no tan placentero se cruzó por su mente. Sus puños se cerraron hasta que las uñas le hicieron daño en la piel. Estaba furioso, iracundo. Cada vez que rememoraba la forma en la que los habían expulsado de Elwood, como si fueran parias. Conall sintió un poderoso deseo de transformarse y desgarrar el pescuezo de Lykos cuando las imágenes de unos días atrás se hicieron paso en su mente.

Tras haberse llevado a Lykos a un rincón donde Thamar lo curaba sin muchos miramientos, los tres chicos y Dee habían sido colocados frente al asiento de Marlowe, en el que éste les inspeccionaba con detenimiento, bajo la filosa mirada del resto de lobos de la manada. El Alfa cerró los ojos durante unos segundos y se puso en pie.
—Como Alfa de la manada de Elwood, yo Marlowe Hayes, por pelea indebida contra el Beta Lykos Bardsley y destrucción de la propiedad del pueblo, sentencio a Phelan Bardsley y a sus parejas al destierro.
Una oleada de aplausos sobrevino al momento. Los aludidos se miraron los unos a los otros sin entender lo que estaban oyendo. ¿Qué significaba aquello? Conall no pudo callarse y aunque Lope intentó detenerlo, estalló.
—¡Pero Phelan ha ganado la pelea! —exclamó Conall por encima del barullo de voces—. ¡Según las leyes de la manada…!
—Phelan debería hacerse cargo del puesto de Lykos, pero no lo hará —le cortó Marlowe en voz alta masajeándose las sienes y llenando la sala de vítores renovados. Entonces les pidió que se acercaran cuando se sentó derrotado en el sillón—. La manada no lo aceptará —continuó sólo para ellos—. Mucho me temo que tendréis que marcharos.
—¿Cómo? ¿Por qué no? —preguntó entonces Lope.
—¿No es evidente? Nuestro enlace —dijo Phelan en un murmullo molesto—. Somos una aberración para ellos.
Un silencio se cernió sobre los que estaban alrededor del asiento del Alfa Marlowe, mientras se hacían conscientes de las punzantes miradas que les lanzaban el resto de la manada.
—Sin embargo —dijo Marlowe inclinándose hacia delante y captando la atención de los cuatro—, es posible que un enlace como el vuestro, haya existido antes.
—¿Es eso posible…? —susurró Dee.
—¿Está seguro? —preguntó Phelan con su celebro trabajando a mil por hora.
—Nunca se puede estar seguro del todo —negó con la cabeza Marlowe—. Así que yo me dirigiría al Consejo en busca de ayuda y conocimiento.
Phelan abrió los ojos y asintió, y con una mirada significativa, el hombre se puso en pie y habló, acallando los retazos de conversaciones que llenaban la sala.
—No pueden estar a menos de 5 km del territorio de la manada. Tenéis 24 horas para recoger vuestras pertenencias y marcharos. Sylvester, acompáñalos a casa de Thamar y que dos de tus lobos hagan guardia.
Diciendo esto volvió a sentarse, dejando que el grupo del que era su hijo y el próximo Alfa los arrastrasen hasta la salida de muy malos modos. Ninguno se resistió, aunque Conall y Lope se sujetaban el uno al otro para no empezar una nueva reyerta. Al pasar por la puerta, Phelan, que iba de la mano de Dee, observó los ojos de su padre herido tendido sobre el suelo siendo curado por Thamar en un lateral de la sala. Sus ojos brillaron con la palabra victoria en ellos, Phelan le correspondió con otra muy distinta. Venganza.
Sacándole de un empujón, Phelan no vio el pequeño destello de puro terror que pasó por la mirada de Lykos, antes de que volviese a ser la misma de siempre.

Una de las cosas que había descubierto, mientras leía el libro, era que sus perseguidores eran en realidad un grupo de humanos organizados que se consideraban a sí mismos cazadores de seres sobrenaturales. Eran entrenados desde que eran capaces de sostener un arma, para matar y capturar a los seres mágicos hasta su extinción.
Deeann, sin embargo, no se sorprendió demasiado. Era evidente que la habían estado siguiendo, un coche no explotaba así como así. Por suerte, el volumen también decía que cada vez quedaban menos humanos que creyeran que estos seres existían, así que la población de cazadores había disminuido mucho en las últimas diez décadas.
Miró con admiración a la pequeña y extensa obra que sostenía entre las manos. El título estaba borrado, no obstante, aún se leía la palabra sobrenatural en la portada. Estaba segura de que se trataba de algún tipo de manual, ya que cada capítulo estaba dedicado a un tema específico: tipos de seres sobrenaturales, las magias de las brujas, los enlaces, como sanar distintos tipos de heridas…
Gracias a él, habían encontrado una forma de curar a Lope. Según el texto, reafirmar el acoplamiento mediante la mordedura de un compañero auténtico podía sanar la mayoría de las heridas mortales. Así que Phelan y Conall lo habían hecho varias veces desde la pasada noche. Suspiró pasando al siguiente capítulo, preguntándose qué más iba a pasar. Y queriendo distraer su mente, comenzó a leer.

≪De los diferentes enlaces que pueden surgir entre los Seres Sobrenaturales o Seres Mágicos -llamados así por los humanos-, el más especial de todos es la “Unión Divina”, nombrado de esta forma en honor a los Dioses.
La “Unión Divina” es un enlace único que sólo se da en tiempos de graves conflictos. La última vez que se tuvo conocimiento de un vínculo de estas características, fue hace más de doscientos años, durante la guerra de las brujas contra los licántropos. La joven merecedora de tal unión fue Agatha Jewell, quien con sus tres compañeros, fue capaz de terminar la contienda.

Dee pegó un salto, poniéndose en pie al mismo tiempo que la puerta del baño se abría y un Conall vestido sólo con una toalla salía de ella.
—¡Conall! —exclamó Dee acercándose a él, quién dio un respingo—. ¿Qué sabes del enlace “Unión Divina”?
—Es una leyenda —dijo entonces Ace desde el sillón sorprendiendo a ambos—. Ese tipo de enlace es un mito. Nada más.
Dee miró a Conall y le acercó el libro a Ace, señalando un punto concreto de la página que tenía abierta, al mismo tiempo que Lope salió del dormitorio apoyándose en Phelan.
—Entonces explícame esto y luego dime qué tiene que ver con nosotros —dijo Deeann con una retadora mirada en sus ojos dorados.

sábado, agosto 29, 2015

Review: Chains por Rowan McBride

Chains

My rating: 4 of 5 stars

Título: Cadenas
Título original: Chains
Autor: Rowan McBride
Editorial: Traductores Anónimos
Género: Homoerótica/Fantástica
Nº de páginas: 25 páginas.
Serie: Ninguna
Sinopsis: Había muchas mazmorras en el castillo y Saiven, el séptimo hijo de un cruel rey, las había visto todas. Pero una era especial. Siempre había estado vacía. Hasta ahora...

General: Nos habla de un reino en el que el Rey es malvado y el amor entre hombres está prohibido. El protagonista es el menor de los hijos del rey, el cual es la diana del odio de su padre y de sus hermanos.

A pesar de ser una historia corta, logra narrarnos con facilidad la dura vida que ha tenido el protagonista, su dolor y sus ganas de sentirse querido, al mismo tiempo que nos muestra un personaje de trasfondo bondadoso.

Nos metemos de lleno en la historia en la primera página, y cuando llegamos al final nos deja con ganas de más, con ganas de saber qué ocurre después.

Me ha gustado bastante y puedo decir que seguiré leyendo cosas de Rowan McBride.

Para recordar: Las miradas que se describen al principio entre los protagonistas.

Para olvidar: No hay ningún aspecto que recalcar.

Te gustará si te gustó...: Otras obras del género o del autor.

En conclusión: Es una historia corta, bien narrada y directa al grano.


Frase del día

Ruby Cbox

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.